Tatuajes y piercing Cuenca | Musa Tattoo | Como cuidarse un piercing en unos sencillos pasos
991
post-template-default,single,single-post,postid-991,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,paspartu_enabled,paspartu_on_top_fixed,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive
 

Como cuidarse un piercing en unos sencillos pasos

Piercing Cuenca

Como cuidarse un piercing en unos sencillos pasos

Como cuidarse un piercing en unos sencillos pasos:

Tener una buena higiene y cuidar tu piercing es algo fundamental para conservarlo sano y evitar infecciones que podrían desenvocar en resultados no deseados como la retirada del mismo. Para ello vamos a darte una serie de consejos que te serán de mucha utilidad para que todo vaya sobre ruedas:

En caso de ser un piercing que no esté en contacto con la boca:

(Oreja, nariz, ceja,…)

1.- Antes de hacerte el piercing, asegúrate de que no tienes alergias:

-Ni al tipo de joya que te van a poner (normalmente suelen ser de acero quirúrgico). En caso de tener alergia a ese material, valora posibilidad de hacértelo en otro material, como en titanio. El titanio suele ser algo más caro que el acero quirúrgico pero el riesgo de rechazo disminuye enormemente.

-Ni al látex: Los guantes que se suelen utilizar suelen ser de látex. En caso de que tengas alergia al látex, coméntaselo a tu tatuador/a anillador/a y estará encantado/a de utilizar guantes de vinilo o nitrilo.

2.- No tocar nunca el piercing con las manos sucias. Piensa que el piercing es una herida abierta y que tus manos albergan montones de bacterias que podrían infectarte el piercing con solo tocarlo.

3.- No debes darle vueltas ni girar el piercing.

Como cualquier herida, un piercing tiene un proceso de cicatrización en el que aparecerá una costrita. Esta costra sirve para proteger a tu cuerpo contra las bacterias que pueden infectar la herida. Si giras el piercing o le das vueltas sobre sí mismo, arrancarás la costra que tan necesaria es para la defensa de tu organismo y es muy posible que tu piercing acabe infetándose.

4.- Limpia tu piercing al menos dos veces al día para mantener la higiene y reducir así las probabilidades de infección.

Para una correcta limpieza, en Musa Tattoo recomendamos que sigas las siguientes pautas:

5- Lávate las manos muy bien antes de tocar comenzar la limpieza de tu piercing.

Ya sabes que tus manos se consideran sucias en todo momento excepto justo después de lavarlas, ya que sólo con tocar el teléfono móvil, dinero,… estas albergarán miles de bacterias que podrían infectar tu piercing.

Lavar manos

6.- Utiliza jabón de ducha PH neutro y dilúyelo con un poco de agua para limpiar tu piercing. Asegúrate de que quede muy limpio y muévelo para poder limpiar bien los residuos que quedan en la barra por la supuración de la herida. Cuando esté muy limpio, acláralo con agua y sécalo con papel de cocina o gasas, pero nunca con toalla ni papel de baño, ya que las toallas no suelen ser muy higiénicas y el papel de baño puede dejar trazas de papel.

7.- Ahora utiliza suero fisiológico para limpiar el piercing. Lo mejor es proyectar un chorro a presión ayudándote con una jeringa. Después vuelve a secarlo con papel de cocina o gasas.

8.- Utiliza un cicatrizante. En Musa Tattoo recomendamos un producto hecho a partir de elementos naturales, tales como rosa mosqueta, aceite del árbol del té,etc. Aplícalo sobre la herida y extiéndelo por toda la barra del piercing, tanto por el orificio de entrada como por el de salida y mueve la barra para hacer que entre en la parte interna de la herida. Déjalo sin secar, ya que el producto irá actuando hasta el próximo lavado.

9.- Acude a tu anillador en el plazo indicado para la revisión o en cualquier momento si tienes dudas en cuanto a la curación, cicatrización o posible infección de tu piercing.

En caso de ser un piercing que esté en contacto con la boca:

(Labio, lengua, frenillo…)

Si el piercing está tocando parte de la boca y parte externa, (como el labio), la parte externa debe limpiarse como hemos explicado anteriormente, y la parte interna como indicamos a continuación:

1.-No comas comidas calientes o picantes, ya que esto provocará que la zona se inflame pudiendo llegar al punto de que la hinchazón provoque una presion contra las bolas del piercing y esto cause una infección. En todo caso, tu anillador colocará siempre una barra lo suficientemente larga para que esto no suceda.

2.-Procura no fumar ni beber alcohol los primeros dias, ya que el tabaco podría provocar una infección y el alcohol una inflamación excesiva.

No fumar piercing

3.- Debes tener una mayor higiene bucal de lo normal, es decir, si normalmente te cepillas los dientes unas cuatro veces al día, ahora lo recomendable sería hacerlo unas cinco o seis, y que cuando lo hagas sea limpiando con el cepillo la barra para quitar la suciedad que se acumula en la barra.

4.-Utiliza un enjuague bucal sin alcohol cada vez que comas, piques o bebas algo. Debes llevarlo siempre contigo para poder enjuagarte en cualquier momento. En Musa tattoo disponemos de enjuagues bucales sin alcohol especiales para el cuidado de tu piercing bucal, que además tienen cualidades cicatrizantes para reducir así el riesgo de infección.

5.-Acude a tu anillador en el plazo indicado para la revisión o en cualquier momento si tienes dudas en cuanto a la curación, cicatrización o posible infección de tu piercing.

No Comments

Post A Comment